Home | Français | English  
La Empresa La Bodega Los Vinos La Elaboración Localización
 

La Elaboración


Método tradicional de elaboración del vino: Maceración carbónica



Todo comienza con la vendimia, que suele ser normalmente a primeros de octubre.

La uva entra en los depósitos en racimos enteros, es decir junto con el raspón, sin ningún tipo de tratamiento mecánico. Por la presión que ejerce la propia uva, la que está situada debajo se rompe y realiza la fermentación alcohólica por acción de las levaduras (hongos microscópicos) haciendo que se transforme el azúcar del mosto en alcohol (etanol), con desprendimiento de gas carbónico y de calor.

La maceración es el proceso de disolución por el que una serie de sustancias que proceden de las partes sólidas de la uva (pepitas, hollejos y raspones) pasan al mosto, ayudadas por la temperatura y el alcohol creciente. Estas sustancias son fundamentalmente materia colorante y sales minerales.

Tras unos días de fermentación se realiza el "descube". El primer líquido escurre espontaneamente al abrir la canilla del depósito: es la "lágrima". Antes de pisar los orujos se deja una noche que escurra el "medio". A continuación el depósito se divide en dos partes y se va volteando el orujo de una parte encime de la otra, con un horquillo pisándose a la vez. Es lo que se conoce como "dar a la pasta la media vuelta o vuelta entera". Con esto se extrae el "corazón del vino". Finalmente, cuando la pasta está suficientemente escurrida se prensa con la hidráulica vertical obteniendo el último mosto.

Posteriormente se trasvasa todo el mosto obtenido a los depósitos de acero y allí tendrá lugar la "fermentación maloláctica". Este proceso biológico aporta al vino tinto finura y suavidad al sustituir el ácido málico, que supone al vino verdor y dureza, por el ácido láctico, más suave y suntuoso.

Conforme se acerca el invierno, el vino se va enfriando y aclarando, quedando en el fondo del depósito sustancias del mosto. A finales de noviembre se realiza el primer "trasiego" o trasvase del vino de un depósito a otro. Más adelante se clarifica y filtra y así se encontrará preparado para ser embotellado a medida que se va necesitando.

Con esta elaboración conseguimos vinos con mucho potencial a fruta, importante cantidad de color, y en boca son más suaves por la disminución de la acidez.



© Bodegas Marín Palacios 2017 Legal  |  Créditos
 C/ Santorcuato Nº 5 | 01307 Villabuena - Alava - España | Teléfono y Fax: (34) 945 609 045 | info@bodegasmarinpalacios.com